Manchas cómo se diagnostican cuando se tratan

Lo más importante antes de tratar una mancha es realizar un buen diagnóstico previo antes de cualquier tratamiento médico estético sobre ellas.

Las manchas de cualquier tipo sean  solares o de otra causa, requieren una visualización minuciosa, que debe ser realizada por un médico altamente cualificado para lo cual se utiliza  un aparatito llamado DERMATOSCOPIO para cualquier lesión de la piel, y  en caso de las manchas tipo melasma, con LÁMPARA DE WOOD

Estos aparatos nos permitirá saber si estamos ante una simple mancha solar u otra mancha benigna o ante una lesión pre cancerígena llamada queratosis actínica, o ante un melanoma que es un cáncer de piel. O ante un melasma o cloasma.

Por ello es  importantísimo la valoración previa y la realización del diagnóstico para después proponer la terapia, ya que el tratamiento puede ser distinto para una mancha no maligna como es el caso de la mancha solar, melasma, hiperpigmentación postinflamatoria   en relación al tratamiento para una mancha maligna como es el caso del melanoma que su tratamiento donde la terapia es  quirúrgico. Habiendo dado esta breve explicación y una vez se ha definido el tipo de mancha ante la cual nos encontramos, decidiremos qué tratamiento es el ideal para cada caso.

Dentro del abanico de tratamientos para las manchas solares  o cualquier pigmentación tenemos: los peelings, las fórmulas magistrales, la luz pulsada intensa, el láser y actualmente una tecnología puntera que es el Plasma o Plexr. La diferencia entre ellas está en su mecanismo de acción de acción sobre la piel. Los presupuestos pueden variar en relación del tipo de mancha y de la técnica a utilizar.

LOS PEELINGS: Se realizan con sustancias químicas muy seguras, lo que hacen estas sustancias es despegar la mancha de la piel, esta se pela, cae la mancha y de esta forma la retiramos. Es un tratamiento económico, efectivo y  fiable y seguro en la actualidad, pero tiene que ser realizado por un médico con experiencia.

LA LUZ PULSADA O EL LÁSER: Calientan la piel, para conseguir también un pelado de la misma y posterior caída de la mancha a través de una costra que se forma después de la aplicación de estas tecnologías. Es un tratamiento más caro pero también efectivo sobre todo en pieles blancas, ya que en pieles morenas no es muy aconsejable usar ningún tipo de luz, porque las manchas podrían empeorar.

LA TECNOLOGÍA PLASMA O PLEXR

Es en la actualidad la elección preferida por los médicos estéticos y por los pacientes, ya que tiene la misma efectividad que la luz pulsad y el láser, es mucho más cómodo de utilizarlo por parte del médico y por parte del paciente es más económica. Con los resultados estéticos similares al láser o luz pulsada en algunos casos hasta mejores y la piel queda más protegida por una costra después del tratamiento.

LAS MASCARILLAS DESPIGMENTANTES: Son ideales para tratar el melasma o el llamado comúnmente el cloasma. Es un tratamiento que consiste en aplicar durante 4 horas una mascarilla prescrita previamente por una fórmula magistral, que va desmando la piel hasta quitar o atenuar las manchas sobre todo faciales pero también las corporales

Después de cualquier método utilizado para quitar las manchas es indispensable el uso de fotoprotectores con filtros altos para cuidar de que las manchas no se vuelvan a pigmentar, y la piel quede libre de la mancha y homogénea. En algunos casos requieren varias sesiones sobre la misma mancha.

La mejor época para tratar las manchas en general es a partir de otoño, invierno y parte de la primavera, no recomendable en  verano si va haber exposición solar¡

Deseamos haberte informado sobre el tema de las manchas,  pero lo realmente importante es entender que todas sin excepción requieren necesariamente  una valoración médica para saber ante qué tipo de mancha estamos para poder garantizar los resultados estéticos. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si deseas más información!

Te presentamos en la foto de un caso nuestro de Melasma, a los 2 meses de tratamiento, que aún no ha finalizado.

Un saludo cordial

Dra. Katherine Bedoya Jerí