QUÉ ES EL ACNÉ

¿QUÉ ES EL ACNÉ?

El acné es una enfermedad  de la piel, el problema está en la unidad pilosebásea es decir en una estructura de donde sale el pelo y la glándula sebásea esta es la que produce la grasa, se inicia en la  adolescencia y puede durar hasta la madurez. La buena noticia es que va evolucionando hacia su mejoría conforme pasa la edad, y es bueno saber también que generalmente las pieles más grasas se arrugan menos. Entonces queremos transmitir  ánimos a las personas que lo  padecen  porque en la actualidad hay tratamientos muy efectivos para combatirlo.

¿CUÁLES SON LOS FACTORES QUE LO PROVOCAN?

PRIMERO: Los cambios hormonales,  el acné se inicia en la etapa de la  pubertad con el máximo pico de su aparición en la adolescencia,  el  responsable de que aparezca es el acné es una hormona que estimula a la glándula sebácea llamada testosterona y por ello la glándula empieza a producir más sebo (grasa) de lo normal.

SEGUNDO: Una piel engrosada que no deja salir de forma natural el sebo, ya que una vez que se  forma la grasa en exceso, la piel acnéica engrosada (lo que llamamos médicamente hiperqueratinización de la piel) significa que este tipo  piel no deja salir el sebo  de forma fácil, la glándula sebácea empieza a agrandarse y en consecuencia inflama la piel de alrededor , lesionando las estructuras de la piel.

TERCERO: Una bacteria que aprovecha la situación de para proliferar. En ese medio donde hay superproducción de grasa, el p.acnes (bacteria relacionada con el  acné) empieza a reproducirse y causar la infección que se manifiesta a través de un puntito de pus amarilla sobre la piel, al cual le llamamos “granitos” que nos vemos en la cara cuando ha empiezado un brote de acné.

CUARTO: Las ganas de quitarnos el granito apretándolo. En consecuencia nos encontramos con la inflamación e infección de esta unidad pilosebácea que causa dolor a la palpación  y estéticamente nos impulsa a apretarnos los granitos y liberar esta pus que tanto duele y estéticamente nos hace sentir mal…

¿POR QUÉ DEBEMOS TRATARLOS CON PEELINGS MÉDICOS?

Debido a que  el primer factor hormonal es incontrolable, y estos cambios en la adolescencia son necesarios, además de haber una cierta predisposición genética a tener la piel más grasa o menos grasa; entonces, lo importante que el paciente entienda, que a partir de ahora tiene que convivir con su tipo de piel, y lo más atinado es tratarla como se debe para no empeorar la situación, con tratamientos de poca eficacia científica o por el uso inadecuado de cosmética que no es para una piel con tendencia acnéica.

Pero ánimos,  donde sí podemos actuar y ayudar a combatir el acné es en el segundo factor, cómo?

Tratando la piel de forma localizada con peelings médicos y con qué objetivo?

Para tratar el segundo factor aconsejamos peelings de altas concentraciones y uso médico estético  con el objetivo de pelar y sacar las capas superficiales de la piel, que a veces están tan acumuladas que forman las famosas “espinillas”, de esta forma  facilitaremos la salida de esta grasa que está taponada sin poder salir , evitando así una consecuente inflamación e infecciones más severas, lo que al fin y al cabo una vez pasado estos procesos se  producirían las temidas SECUELAS: las CICATRICES, que causan el hundimiento de la piel que a veces ni con el maquillaje se tapan por la gran lesión que han provocado dentro de la piel llamada “fibrosis”y también las MANCHAS que se producen una vez se han curado sobre todo en las pieles morenas.

Los peelings actuales son muy seguros y eficaces  porque permiten una descamación controlada y sin riesgos,  produciendo una mejor calidad de la piel, menos engrosada y más hidratada lo que permite una descamación más suave, de esta manera  la piel liberará el exceso de grasa de forma más natural. Existen en la actualidad diversas concentraciones de peelings, los más efectivos son peelings médicos porque sus concentraciones son muy altas, pero necesariamente deben ser controladas y tratadas por un médico  que esté debidamente formado para tal procedimiento.

Otro de los motivos por la cual esta patología debe ser tratada por un médico  porque para decidir cuál es el tratamiento más indicado, el médico debe explorar las lesiones y clasificar el acné dentro de una escala: acné leve, moderado, severo, acné conglobata (la forma más grave), y en base a la situación clínica del paciente elegir el mejor tratamiento para cada caso, ya que no todos se tratarán de la misma forma, con la misma intensidad y asiduidad.

La Primera visita informativa de valoración incluye:

  1. Diagnóstico médico del acné.
  2. Tratamiento con peeling por zonas: facial y de otras zonas como espalda y escote si es necesario.
  3. Consejería cosmética: recomendación de productos a usar en el domicilio: geles antiseborréicos, queratolíticos, protectores solares, antimanchas,etc según necesidades cada caso.
  4. Consejería nutricional: incluye revisión de hábitos alimentarios y corrección de los mismos, adicionalmente en caso de requerimientos del paciente se le recetará complementos nutricionales: vitaminas, oligoelementos.
  5. Homeopatía: para nutrir la piel desde dentro, si el paciente así lo desee.

El acné, provoca mucho malestar y disconfot social al que lo padece, pero ánimos a todos ellos porque existen tratamientos muy efectivos como el que recomendamos a continuación.

¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO DE TRATAR EL ACNÉ?

El otoño y el invierno, en algunos casos que nos aseguren que no tomarán el sol se puede realizar hasta en primavera, pero las 2 mencionadas al principio son las mejores épocas para tratar el acné, debido a que no hay sol, y evitaremos riesgos innecesarios de pigmentación de la piel, ya que al realizar los peelings queda muy expuesta a los rayos solares.

Cualquier información adicional no dudéis en contactar!

Un saludo cordial

Dra. Katherine Bedoya Jerí