Tratamiento con factores de crecimiento (PRP)

¿QUÉ ES EL PLASMA RICO EN PLAQUETAS O EN  FACTORES DE CRECIMIENTO? 

El plasma rico en plaquetas  se obtiene a través de la centrifugación de la sangre  del propio paciente, con la intención  de obtener una concentración alta de plaquetas, que una vez inyectada en la piel del paciente, estas liberarán los  factores de crecimiento, que son proteínas que aceleran la regeneración, proliferación y estimulación de las células de la  piel,  para conseguir un rejuvenecimiento corporal de forma muy natural. Y en algunos casos la mejora de las estrías.

 ¿CUÁLES SON LOS EFECTOS TERAPÉUTICOS DEL PLASMA RICO EN PLAQUETAS?

La inyección intradérmica o subcutánea del plasma rico en plaquetas produce evidentes cambios sobre la piel envejecida: restaura la turgencia de la piel, aumenta su grosor, recupera la consistencia elástica y mejora la circulación sanguínea. Así mismo  estimula la síntesis de colágeno, elastina, proteoglicanos y ácido hialurónico propio, otorgando a la piel tersura, elasticidad, y luminosidad en definitiva una apariencia más joven.

¿CÓMO SE REALIZA EL PROCESO DE OBTENCIÓN DEL PLASMA RICO EN PLAQUETAS?

Trabajamos siguiendo protocolos muy rigurosos validados por  las sociedades  médicas internacionales, con la máxima precisión en todas las fases desde la extracción, centrifugación, fraccionamiento, activación y aplicación en la piel del plasma rico en plaquetas, garantizando la máxima calidad del recuento de plaquetas obtenidas al finalizar la centrifugación.

En primer término se precisa realizar una extracción de sangre del paciente, seguidamente se procesa mediante centrifugado, para obtener el Plasma Rico en Plaquetas y se procede a estimular con cloruro cálcico la liberación de los factores de crecimiento.

A continuación se aplicará en infiltrará con la técnica de mesoterapia en la zona deseada: cuello, escote, dorso de manos, o en cualquier parte del cuerpo que se requiera mejorar la calidad de la piel y la flacidez.

Se dejará una fina película de plasma pobre en plaquetas, para optimizar toda la fracción del plasma obtenido, sobre el cuello y escote u otras zonas durante 10 minutos para que actúe de forma tópica, mejorando aún más el aspecto de la piel.

DURACIÓN, INTERVALO Y NÚMERO DE SESIONES

El tratamiento dura una hora, dependiendo de si se pone anestesia o no, si la persona es muy sensible al dolor se le aplicaría siempre previo al tratamiento, durante 30 min o 1 hora de anestesia tópica es decir en crema. La técnica que se utiliza para la  infiltración del plasma rico en plaquetas se llama mesoterapia.

Después de cada sesión con plasma rico en factores de crecimiento, durante unos días, se produce una ligera turgencia de la piel con un discreto efecto lifting. Los resultados comienzan a apreciarse a las 24 horas, y luego  de forma progresiva a largo plazo y con cada sesión se evidencia más la atenuación de arrugas y el aumento de la tersura de la piel. Es un tratamiento que se puede aplicar a partir de los 25 años, a nivel preventivo, para ralentizar el proceso de envejecimiento y a partir de los 45 años con fines regenerativos y correctivos.

El número de sesiones dependerá de la edad del paciente, y de los requerimientos estéticos según el grado de envejecimiento de cada paciente. En general se recomienda 2-3-4  veces al año.

¿CUÁLES SON LAS INDICACIONES MÉDICAS?

Envejecimiento de la piel corporal, flacidez corporal, estrías, etc

¿CUÁLES SON LAS RECOMENDACIONES PREVIAS AL TRATAMIENTO CON PLASMA RICO EN PLAQUETAS?

El paciente debe informar a su  médico tratante, si padece alguna enfermedad sobre todo relacionadas con la piel. Si padece o padecido de algún tumor sobre todo maligno. Así mismo si toma algún medicamento de manera habitual o esporádica. Si tiene alergias conocidas, antecedentes de herpes o alguna otra enfermedad que pueda contraindicar la terapia.

El paciente debe acudir a la sesión con la zona a tratar limpia y sin maquillaje preferiblemente.

¿CUÁLES SON LAS RECOMENDACIONES POSTERIORES AL TRATAMIENTO CON PLASMA RICO EN PLAQUETAS?

  • Durante y después del tratamiento se observa un leve enrojecimiento de la piel, que es normal y que en pocos minutos o horas suelen desaparecer.
  • Se debe evitar masajes o tratamientos corporales durante las 24-48 horas posteriores al tratamiento.
  • Evitar exposición solar o fuentes de calor directo durante las 24 horas siguientes al tratamiento.
  • Se recomienda evitar el consumo de tabaco ya que ello interfiere con los beneficios y resultados del tratamiento a corto y largo plazo.